Varices de la pelvis: síntomas y tratamiento en mujeres

Las venas varicosas de la pelvis en las mujeres son provocadas por un fenómeno como la reinyección de sangre a través de la vena ovárica, que se produce en el contexto de la compresión de los vasos sanguíneos.

El desencadenante del desarrollo de la enfermedad es el embarazo, es decir, los cambios hormonales observados durante este período y el aumento de la presión del útero sobre los vasos pélvicos.

Este tipo de venas varicosas se manifiesta por un dolor abdominal prolongado e intenso, que suele aparecer después de un esfuerzo físico constante o antes de la menstruación.

Razones

¿Por qué aparecen las venas varicosas de la pelvis y de qué se trata? En la mayoría de los casos, la enfermedad se diagnostica en mujeres y, con mayor frecuencia, se encuentra en pacientes de 25 a 45 años.

Muy a menudo, estos pacientes intentan autocurarse las venas varicosas: los remedios caseros que se usan sin cita previa y los consejos de un especialista pueden llevar a efectos secundarios no deseados, por lo que aún debe comunicarse con un flebólogo.

Los factores que provocan el desarrollo de esta enfermedad incluyen:

  1. Estilo de vida sedentario.
  2. Esfuerzo físico insoportable.
  3. Problemas de naturaleza hormonal.
  4. Enfermedades inflamatorias de los órganos pélvicos.
  5. Anomalías congénitas de las paredes vasculares: subdesarrollo, aplasticidad, debilidad.
  6. Problemas sexuales: anorgasmia, dolor e incomodidad durante las relaciones sexuales, por su naturaleza psicológica, a menudo se practican las relaciones sexuales interrumpidas.

Las venas varicosas de la pelvis son muy similares al estado de las venas varicosas en las piernas. En ambos casos, sufren las válvulas en las venas que ayudan a que la sangre fluya al corazón. La función de la válvula está dañada para prevenir el reflujo de la sangre. Cuando se destruyen las válvulas, se produce un estancamiento de la sangre en las venas de la sangre. Las venas, que están llenas de sangre, se estiran y aumentan aún más la congestión. El síndrome de sobrecarga venosa pélvica se desarrolla principalmente cerca del útero, las trompas de Falopio, la vulva e incluso la vagina.

Síntomas de varices de la pelvis.

La presencia de varices pélvicas en mujeres puede indicar varios síntomas. Los más importantes son los dolores irrazonables en la parte inferior del abdomen, el área pélvica, que a menudo van a la región lumbar o al perineo. Además, las mujeres pueden ser molestadas por la descarga de moco en forma abundante de los genitales, especialmente en la segunda mitad de la fase menstrual.

Además de los principales, también hay otros síntomas igualmente importantes de los órganos pélvicos varicosos en las mujeres:

  1. La dismenorrea. La aparición del dolor durante la menstruación.
  2. En algunos casos, la función de la procreación está deteriorada.
  3. Irradiación dolorosa a las zonas del sacro y la espalda baja, así como a la zona de la ingle.
  4. El curso tangible de los llamados síndromes premenstruales.
  5. La aparición de una crisis de dolor (como resultado del estrés psicoemocional, la fatiga física, el enfriamiento excesivo del cuerpo).
  6. El fenómeno de la dispareunia (la aparición de sentimientos incómodos en la vulva o vagina, tanto durante la intimidad como al final de la misma).
  7. Aparición de dolor en el abdomen después de un esfuerzo prolongado (estático y dinámico).

Ante estos síntomas, debe consultar inmediatamente a un especialista. Dado que esta enfermedad puede tener muchas consecuencias desagradables:

  • Rompió los órganos del sistema reproductivo;
  • Las venas varicosas pueden ser una contraindicación para el parto natural;
  • Hay un sentimiento de ansiedad e irritabilidad;
  • Hay un miedo a las relaciones sexuales.

También vale la pena señalar que los síntomas anteriores se pueden expresar de manera diferente (más débil o más fuerte), algunas mujeres tienen todos los signos de la enfermedad y alguien tiene 1-2 de ellos.

Diagnósticos

Para hacer un diagnóstico correcto, una mujer se somete a un examen completo y completo.

Cuando un paciente se queja de dolor que surge de una razón poco clara, el médico primero determina todos los factores que causaron el dolor. Inspeccione cuidadosamente los pies del paciente. Así podrás detectar la aparición de varices. En casos especiales, una consulta con un médico vascular.

Métodos de diagnóstico:

  1. Laparoscopia Identificar las venas varicosas en los ovarios.
  2. Ultrasonido del sistema venoso. El estudio te permite ver la expansión de las venas, su arruga.
  3. Sonografía Doppler. Detecta una disminución de la velocidad sistólica en las venas del útero y los ovarios.
  4. Ovariancography selectivo. El estudio más preciso. Se realiza mediante la introducción de contraste a través de las venas femorales y subclavias.
  5. Tomografía computarizada. Le permite excluir patologías, identificar venas varicosas en el útero y los ovarios, mostrar su tortuosidad y expansión en la pantalla.

El uso de tales métodos le permite determinar con mayor precisión los síntomas de la enfermedad.

Grados

Para estandarizar el diagnóstico e intentar un abordaje diferencial del tratamiento, A.E. Volkov clasificó las várices de la pelvis, según el diámetro de los vasos dilatados y la localización de la ectasia venosa.

Hay 3 grados de esta enfermedad:

  • Grado 1: diámetro de la vena de hasta 5 mm (plexo venoso de la pelvis), "shtoporoobrazny" el curso del vaso;
  • 2 grados: diámetro de la vena de 6 a 10 mm con un tipo total de varices, ectasia suelta del plexo ovárico (pl.pampiniformis ovarii), PA de las venas paramétricas (pl.uterovaginalis), PA del plexo arcuato del útero;
  • Grado 3: diámetro de la vena> 10 mm con un tipo de PA total o un tipo de localización paramétrica de tronco.

Dependiendo de la severidad del proceso patológico en la pelvis, es posible utilizar métodos conservadores de tratamiento e intervenciones quirúrgicas.

Tratamiento de las varices de la pelvis.

Si a una mujer se le ha diagnosticado una varicela pélvica, el tratamiento tiene como objetivo lograr los siguientes objetivos:

  1. Cese del flujo sanguíneo inverso a través de las venas de los ovarios.
  2. Normalización del tono venoso, mejorando el aporte sanguíneo a los tejidos.
  3. Eliminación de síntomas: dolor, sangrado y así sucesivamente.

La terapia VRVMT incluye dos componentes principales:

  1. Curso de medicación durante la exacerbación.
  2. Uso constante de la fisioterapia para la prevención de recaídas.

Cuando se usan venas varicosas de la pelvis de 1 o 2 grados, como regla general, se utilizan métodos conservadores de tratamiento (venotónicos, antiinflamatorios no específicos, terapia física). El tratamiento conservador del síndrome de plétora venosa pélvica pequeña es sintomático, incluida la normalización de las condiciones de trabajo y de descanso, con la excepción del esfuerzo físico significativo y una larga estancia en una posición vertical.

Debe entenderse que incluso un tratamiento de la más alta calidad no permite curar completamente las venas varicosas de la pelvis. Pero, sin embargo, una terapia adecuada le permite deshacerse de la mayoría de las manifestaciones clínicas y mejorar significativamente la condición del paciente.

Tratamiento conservador

Debido a la ubicación interna de las venas enfermas, los medicamentos se prescriben por vía oral, no es posible utilizar geles y ungüentos venosos. Se utilizan los siguientes medios:

  1. Diosmina (detralex, flebodia) - para eliminar la elasticidad aumentada de los vasos sanguíneos, reducir su permeabilidad, prevenir la fragilidad;
  2. Extracto de castaño de indias (escuzan) - para aliviar la hinchazón y la inflamación;
  3. Troxerutin (troksevazin) - para mejorar el flujo de sangre de los vasos sanguíneos dañados, mejorar el tono de las venas, reducir la hinchazón y la inflamación;
  4. Vitamina C (askorutin) - para fortalecer las paredes de los vasos sanguíneos.

Los expertos recomiendan combinar la terapia con medicamentos con la terapia física y usar ropa interior de compresión especial. Una necesidad especial de ropa interior de compresión ocurre durante el embarazo.

Intervencion quirurgica

La cirugía es una medida extrema que se aplica cuando la enfermedad está muy desatendida y existe una predisposición a la presión arterial de las venas. La intervención quirúrgica se selecciona en función de la ubicación de las violaciones principales y prevé dichos procedimientos:

  • ligadura de la vena ovárica;
  • ligadura de la vena genital (a menudo en combinación con miniflebectomía perineal);
  • Operación de Troyanova-Trendelenburg (intersectomía) - también en caso de una lesión de las venas de las extremidades inferiores.

En el caso de la necesidad de cirugía, la selección de acciones apropiadas es muy individual, ya que todo depende de la ubicación de las venas varicosas.

Ejercicio

El ejercicio terapéutico para las venas varicosas de la pelvis consiste en los siguientes ejercicios:

  1. Desde la posición de pie, con los pies paralelos a la posición de pie, suba hasta los dedos de los pies y bájelos. Repita hasta 30 veces.
  2. Desde una posición de pie, los talones se combinan, calcetines separados. Sube los dedos y baja hasta 30 veces.
  3. Párese derecho, separe los talones y haga juego con los calcetines. Levántate en calcetines hasta 30 veces.
  4. Haga una "bicicleta" y "abedul", observando el estiramiento completo de las piernas.

Los ejercicios se pueden realizar en cualquier lugar. Si lo desea, puede reemplazar, agregar o retraer cualquier ejercicio, lo principal es asegurarse de que el cuerpo no trabaje en exceso. La terapia física debe combinarse con el uso de medias de compresión.

Remedios populares

Los remedios populares más populares y famosos:

  1. Infusión de hongos del té (chaga).
  2. Tintura de frutos de castaño para administración oral.
  3. Tratamiento con sanguijuelas, que se colocan en la región del sacro y el coxis.
  4. Infusión de raíz de diente de león o colección de hierbas a base de raíz de diente de león. Tiene una acción venosa.

Un papel importante en el tratamiento de las varices y los juegos de dieta: la nutrición debe ser equilibrada y contener una cantidad suficiente de proteínas animales y fibra vegetal.

Prevención

También siga algunas recomendaciones simples que servirán no solo como profilaxis para VRVMT, sino que también mejorarán el estado general del cuerpo:

  1. Use medias médicas especiales.
  2. Ejercicios de respiración diarios.
  3. Tome una ducha de contraste, centrándose en las caderas, el perineo, la parte inferior del abdomen.
  4. Durante el trabajo sentado o de pie, tome descansos, camine de 5 a 10 minutos cada 1-2 horas.
  5. Añadir a la dieta más vegetales que contengan fibra y aceite vegetal. Evite las comidas picantes, saladas y los alimentos que pueden causar estreñimiento.

Consecuencias

Las complicaciones más frecuentes de esta enfermedad son:

  • Enfermedades del útero y apéndices inflamatorios.
  • enfermedad de la vejiga;
  • sangrado uterino.

En condiciones de deterioro del flujo venoso existe un riesgo de trombosis venosa pélvica. Pero la frecuencia de este tipo de complicaciones no supera el 3-5%.

Loading...

Deja Tu Comentario